English Castellano
Primera parte       Segunda parte       Tercera parte       La dieta

Bienvenidos los que vienen a sanar

Nociones básicas sobre Ayahuasca

 

Interrogarse ¿Qué es la Ayahuasca, hoy en día? es sin duda, una pregunta que nos conduce a respuestas o puntos de vista divergentes. Por un lado, algunos pueden responder que se trata de la mayor espiritualidad que tiene la naturaleza; en este sentido se relaciona a la Ayahuasca con la noción de Dios; la Ayahuasca es entonces, la madre de todas las madres o espíritus, del mundo místico amazónico. Por otro lado, otros responderán, que la Ayahuasca es una extraordinaria sustancia química, equivalente a un neurotransmisor u hormona cerebral, que activa el psiquismo y pone de manifiesto las infinitas potencialidades humanas. El uso tradicional de la Ayahuasca, es como PLANTA QUE ENSEÑA, para la adivinación, diagnóstico y tratamiento de enfermedades en contextos ceremoniales. La Ayahuasca provoca estados de carácter curativo, místico y visionario. Cuando uno bebe Ayahuasca, ingresa en una dimensión de la conciencia, donde los referentes espacio-temporales, a los cuales estamos cotidianamente acostumbrados, cambian radicalmente. Ingresamos en un estado de conciencia, con el que nos es muy fácil recordar todo nuestro pasado y nos es transparente nuestro presente. A partir del reconocimiento de nuestro pasado y presente, podemos emprender una verdadera proyección.

Desde el remoto pasado, etnias amazónicas han desarrollado su mitología, religiosidad y cosmovisión basadas en el consumo de Ayahuasca. Las prácticas chamánicas, las celebraciones de rituales, la predicción de la caza, los ritos iniciáticos de transición, la toma de decisiones, la resolución de conflictos intra-familiares e intra-tribales, entre otros, fueron también inspirados en trance con Ayahuasca. Esta bebida, es la clave del conocimiento empírico de todo el saber mitológico, religioso y etno-médico tradicional de la amazonía.

Los ayahuasqueros entendieron que el hombre es dependiente de la naturaleza en medicina, alimento, abrigo, etc. Los Shamanes también reconocieron que las plantas no sólo podían tener características medicinales, sino también, y sobre todo, características espirituales. La Ayahuasca, tiene un importante valor y significado, no sólo para nuestros pueblos aborígenes, sino también para los habitantes de la moderna sociedad industrial; porque el estado extraordinario de iluminación consciente (trance) que se logra alcanzar, es una auténtica fuente de conocimiento y medio para desarrollar la conciencia humana, a niveles aún inéditos. Existe consenso para reconocer a las plantas PSIQUEDÉLICAS (deriva de los términos griegos PSIKÉ y DELOUN, que significa algo que manifiesta la mente, el espíritu o el alma) como llaves mágicas que nos ponen en contacto con el mundo del espíritu. Psicológicamente se diría que estas plantas nos ofrecen la posibilidad de acceder al mundo del inconsciente. Antropológicamente se afirma que estos vegetales nos abren una puerta para experimentar lo sagrado y maravilloso que hay en la naturaleza. La mayoría de los expertos en PSICONÁUTICA (exploración de la consciencia empleando psico-activos) en la actualidad, coinciden en señalar que las sustancias enteógenas, ponen en actividad, funciones mentales que cotidianamente se encuentran adormecidas o inactivas. Esta psico-actividad, permite precisamente -de manera súper consciente- reconocer o explorar, los confines de nuestra consciencia. El pensamiento mitológico de nuestros ancestros, fue una manera legitima de conceptualizar el mundo. La perspectiva del pensamiento primitivo, se centraba en la realidad del alma o mundo espiritual, que por supuesto, también es una gran realidad, que forma parte del conjunto de facultades de la consciencia humana. Lo fundamental de la bebida Ayahuasca, sea cual fuere el contexto en el que se la use, es su extraordinaria capacidad de permitir a la consciencia humana el poder acceder a infinitos estados o niveles de consciencia. Esta mareación, ha generado la construcción de la cosmovisión amazónica o teoría del mundo de nuestros ancestros. Los estados mentales de carácter místico y visionario que provoca la Ayahuasca, son al mismo tiempo, la estructura mental base de nuestra cosmovisión. Desde el remoto pasado, etnias amazónicas han desarrollado su mitología, religiosidad, chamanismo, arte, sociopolítica, etc, basadas en el consumo de la bebida psico-activa. La Ayahuasca contiene el espíritu creador, la energía vibrante y el poder de la naturaleza. Es la quinta esencia de la sabiduría ancestral. La Ayahuasca permite desarrollar el arte del encantamiento y el ensimismamiento, con los que, las personas van desvelando y descubriendo el misterio o la incógnita que son; esta apertura, equivale a una nueva dimensión de conciencia. La Ayahuasca nos hace entender el principio fundamental de nuestra dinámica e interrelación con la naturaleza; las plantas, no solo nos alimentan materialmente, sino también -y sobre todo- nos alimentan espiritualmente. La Ayahuasca despierta en los seres humanos, el impulso al bienestar y a la búsqueda de la salud. Nosotros los seres humanos, tenemos naturalmente, un anhelo profundo de sentido y plenitud en la vida. El hombre y la planta, comparten la misma energía y son parte de la naturaleza. El misterio insondable, que nos arremete espontáneamente, genera respeto profundo que invita a la limpieza, a la purificación en todos los niveles, que es la base para una conducta moral impecable. Lo fundamental de las experiencias con Ayahuasca, es que uno toma consciencia, o se da cuenta de muchas cosas, y a partir de ello comprende y aprende, lo que permite una evolución en el proceso de comprensión y entendimiento de muchas materias. Esta práctica extensiva de la conciencia, proceso progresivo y sistemático de acumulación de comprensiones o saberes, permite el desarrollo gnoseológico de la persona en diversos sentidos.

A partir de las experiencias con Ayahuasca, se activan funciones mentales que cotidianamente se hallaban atrofiadas. A partir de este revelador descubrimiento de facultades y potencialidades, estas se empiezan a desarrollar. Esta dinámica incluye, el ensayo, creación y desarrollo de sentidos internos y externos que permitirá por supuesto el acceso a nuevos estados mentales.

Se demuestra que todos, previa preparación y entrenamiento, podemos cruzar los infinitos reinos del cosmos, arribar a lugares donde el espíritu reside, comenzando el proceso de transformación de uno mismo, porque todos nos hacemos a nosotros mismos. El trance con ayahuasca es una auténtica fuente de neo-conocimiento. La conciencia y la imaginería mental han tenido que ver directamente con la construcción de la cultura.

La causa de los efectos psicodélicos, de beber la Ayahuasca, se centra en la Dimetiltriptamina. La estructura química de la DMT, está estrechamente relacionada con la estructura química de hormonas, o neurotransmisores, que son segregados naturalmente por el cerebro. Estos agentes fisiológicos cumplen un papel muy importante en la bioquímica del funcionamiento mental.

Así como la DMT de la bebida Ayahuasca, nuestro propio cerebro, segrega una substancia que es la responsable de los sueños nocturnos. Es decir, cuando una persona se duerme, su cerebro, empieza a segregar una substancia química, equivalente a la DMT de la Ayahuasca, que permite, precisamente, que la persona sueñe. El efecto de beber Ayahuasca, es entonces, aproximadamente como experimentar un sueño, pero mientras estamos despiertos. Sentir los efectos de la Ayahuasca, es como soñar, pero con plena conciencia del contenido de las imágenes y de los contenidos emocionales que tiñen el sueño. Esto es, acceder a la infinita información que contiene nuestro sub-conciente o mundo espiritual.

Ha sido la conciencia humana, desde tiempos inmemoriales, la que ha ido moldeando y desarrollando la cultura en diversas áreas. Esta misma conciencia humana, se ha ido moldeando y desarrollando así misma, hasta alcanzar grados sorprendentes que hoy podemos distinguir. Se reconoce que diversas culturas en el mundo, han elaborado y desarrollado, complejos saberes y técnicas, sobre el manejo de nuestra conciencia. Para ello emplearon algunas substancias hechas de algunos vegetales (como la Ayahuasca en la Amazonía) y sofisticadas técnicas del éxtasis como la repetición de mantras, ritmos de respiración, danzas, música e Icaros.